The Student News Site of Appalachian State University

The Appalachian

The Student News Site of Appalachian State University

The Appalachian

The Student News Site of Appalachian State University

The Appalachian

Newsletter Signup

Get our news delivered straight to your inbox every week.

* indicates required

La protesta estudiantil exige compensación para los estudiantes de arte

La+estudiante+de+tercer+a%C3%B1o+con+especialidad+en+arte+de+estudio%2C+Rachel+Merrit+%28izquierda%29%2C+y+la+estudiante+de+tercer+a%C3%B1o+de+psicolog%C3%ADa%2C+Abigail+Bamber%2C+posan+con+los+carteles+que+hicieron+para+la+protesta+sobre+las+condiciones+de+seguridad+en+Wey+Hall+el+22+de+marzo+de+2024.
Jenna Guzman
La estudiante de tercer año con especialidad en arte de estudio, Rachel Merrit (izquierda), y la estudiante de tercer año de psicología, Abigail Bamber, posan con los carteles que hicieron para la protesta sobre las condiciones de seguridad en Wey Hall el 22 de marzo de 2024.

Traducido por:

Yelitza Victoria Perez-Gutierrez

Más de 40 estudiantes se reunieron frente al Edificio de Administración B.B. Dougherty el viernes para protestar las condiciones de Wey Hall y otros efectos de la construcción del edificio.

La protesta comenzó a las 10 de la mañana y duró aproximadamente dos horas. Durante la protesta, los estudiantes escribieron mensajes de frustración con tiza en el camino en frente de la entrada principal del edificio administrativo. El grupo se paró en las escaleras frente al edificio, haciendo sus carteles visibles para cualquiera que pasara, dentro o fuera del edificio.

Los estudiantes se turnaron para hablar en contra de la construcción de Wey Hall utilizando el micrófono de un manifestante.

Luego marcharon a través del campus cantando, “Compensación por falta de educación” y “Los estudiantes de arte merecen algo mejor”.

Los manifestantes marcharon a través de Sanford Mall, a través del túnel sur bajo Rivers Street y terminaron en Wey Hall.

La protesta terminó con los estudiantes reagrupándose en Sanford Mall.

A lo largo de la protesta, los estudiantes compartieron volantes con un código QR para una petición creada el jueves, que reunió más de 2,050 firmas a partir del martes.

La petición enumera ejemplos de cómo la educación de los estudiantes ha sido interrumpida durante la renovación de Wey Hall.

“ESTA NO ES LA EDUCACIÓN POR LA QUE PAGAMOS”, se lee en la petición. “Creemos que los estudiantes DEBEN recibir compensación financiera”.

Un estudiante escribe la frase “POR FAVOR ESCUCHEN” en el suelo con tiza fuera del edificio de administración el 22 de marzo de 2024. Desde octubre, los estudiantes han estado expresando sus preocupaciones sobre teniendo clases en el edificio. (Jenna Guzman)

Los estudiantes dijeron que la protesta se organizó en parte debido al cierre de clases en Wey Hall el miércoles por la tarde, que se anunció el jueves en un correo electrónico por la Decana de la Facultad de Artes Finas y Aplicadas Shannon Campbell. Las clases se detuvieron hasta el lunes. Este anuncio se produjo después de preocupaciones de seguridad sobre escombros de concreto cayendo sobre las baldosas del techo de una sala de clase en el primer piso el 18 de marzo y en la oficina de un miembro de la facultad durante las vacaciones de primavera.

Campbell envió un correo electrónico de seguimiento el 23 de marzo y dijo que después de revisiones de seguridad y reuniones con Muter Construction, el contratista contratado para renovar el edificio, Wey Hall reabrirá para clases el 25 de marzo.

Sin embargo, muchos dijeron que las preocupaciones de seguridad en Wey Hall fue la cereza arriba del pastel en una larga lista de preocupaciones y quejas que los estudiantes afectados tienen. Dijeron que la protesta estaba destinada a representar todas estas preocupaciones.

“Todos han estado, como, tan frustrados y hartos de las condiciones en las que hemos estado trabajando y, como, todas las cosas a las que hemos estado aguantando durante casi como un año”, dijo Evelyn Kline, una estudiante de último año de arte de estudio.

Kline dijo que se sintió abrumada al expresar sus preocupaciones y piensa que otros estudiantes pueden haber sentido lo mismo.

Leah Moore, una estudiante de último año de educación artística, dijo que los estudiantes de arte intentaron expresar quejas sobre la renovación en octubre de 2023, cuando el Departamento de Arte organizó una serie de charlas sobre la renovación.

Moore dijo que los estudiantes que hablaron en las reuniones nunca recibieron una respuesta de la escuela.

Muchos manifestantes dijeron que sienten que la falta de comunicación de la escuela ha contribuido a su ansiedad aumentada sobre trabajar en el edificio o frustración por ser reubicados a diferentes edificios.

“Simplemente se siente como que a la escuela simplemente no le importa”, dijo Bobby Carter, un estudiante de segundo año de arte de estudio.

Carter y Moore dijeron que sienten que las acciones de la universidad faltan transparencia y que hay una necesidad de más comunicación en todo el campus sobre el progreso de la construcción.

La estudiante de último año de arte de estudio, Sandra Eaton, creó arte para el folleto que los manifestantes entregaron a los transeúntes y publicaron alrededor del campus. El código QR enlaza con la petición. (Cortesía de Sandra Eaton)

Carter y Moore tuvieron sus clases reubicadas de Wey Hall a East Hall como resultado de la construcción.

Ellos, junto con otros manifestantes, sienten que las condiciones de los espacios de trabajo que usan en East Hall son inferiores. Moore dijo que es difícil realizar críticas o demostraciones en clase porque están divididos entre tres a cinco habitaciones de dormitorio.

En la clase de fabricación de papel de Moore, los estudiantes están utilizando dos antiguas salas de mantenimiento y una lavandería como espacio de estudio.

Abby Dent, una estudiante de último año de educación artística, ayudó a organizar la protesta creando un grupo de chat para los estudiantes interesados en expresar sus opiniones.

Durante sus clases en Wey Hall este semestre, pasaron numerosas cosas que los hacen sentir inseguros y con falta de respeto por parte de la universidad, escribió Dent en un correo electrónico.

“Nuestras clases son constantemente interrumpidas por sondeos de martilleos, trabajadores de construcción caminando y moviendo materiales a través de nuestro espacio de estudio durante las clases, yeso cayendo sobre nosotros desde los techos, también una falta de ventilación adecuada, no tener acceso constante a agua potable, y el miedo constante por nuestra propia seguridad”, escribió Dent.

Dent dijo que las cosas que pasan en Wey Hall son indicativas de una falta de planificación y comunicación por parte de la universidad para este proyecto.

Campbell escribió que la universidad estaría realizando revisiones de seguridad independientes y desarrollando un plan de seguridad actualizado en su correo electrónico del jueves.

“Sin embargo, antes de esto, la universidad nos aseguró una y otra vez que este era un lugar seguro para trabajar”, escribió Dent. “Seguramente había un plan de seguridad previamente instaurado, ¿cómo podemos confiar en que lo mismo no sucederá de nuevo?”

Sandra Eaton, una estudiante de último año de arte de estudio, dijo que asistió a la protesta porque “después de tragar excusas de nuestra institución, los estudiantes de arte tienen hambre de justicia”.

Eaton escribió en un correo electrónico que sentía que los estudiantes de arte deberían ser compensados por no tener acceso a instalaciones y espacios de trabajo por los que están pagando y por las interrupciones a las clases y el tiempo de estudio que han aguantado durante todo el año.

Eaton urgió a los administradores y funcionarios universitarios a atender las preocupaciones que los estudiantes están planteando a través de protestas, peticiones y publicaciones en línea.

“A la administración, Chancellor Everts, y a toda la institución de la Universidad de Appalachian, por favor, escuchen nuestras voces”, escribió Eaton. “No podemos permanecer inactivos mientras el departamento de arte enfrenta el colapso y la demolición. Los estudiantes de las artes están asfixiándose”.

Sarah Elizabeth Vann, una estudiante de tercer año de arte y cultura visual, publicó un video en TikTok el 22 de marzo hablando sobre las preocupaciones de seguridad que tiene siendo estudiante con clases en Wey Hall y mostrando documentación fotográfica y en video de la construcción que ocurre durante su tiempo de clase.

 

Su video ha acumulado más de 12,400 likes y 629 comentarios a partir del 23 de marzo.

Según el correo electrónico de seguimiento de Campbell del 23 de marzo, las medidas de seguridad que se implementarán en Wey Hall incluyen la detención de toda perforación en áreas adyacentes a espacios ocupados, revisiones de seguridad semanales, inspecciones y la eliminación de todos los escombros de concreto del edificio.

“El Presidente Interino del Departamento, Joshua White, y yo estaremos en el edificio cuando las clases comiencen a las 8 de la mañana lunes, y durante todo el día, estoy ansioso y disponible para escuchar y espero verlos pronto”, escribió Campbell.

También Jeff Cathey asistió a la protesta, un oficial responsable de la libertad de expresión en App State. Cathey dijo que apoyaba el derecho de los estudiantes a ejercer su derecho de la primera enmienda de la Constitución.

Oficiales de la Policía de App State y la Policía de Boone aparecieron en la protesta.

Los estudiantes realizaron otra protesta el 28 de marzo al mediodía en Sanford Mall, según folletos en redes sociales y por todo el campus.

 

Leave a Comment
Donate to The Appalachian
$1500
$5000
Contributed
Our Goal

We hope you appreciate this article! Before you move on, our student staff wanted to ask if you would consider supporting The Appalachian's award-winning journalism. We are celebrating our 90th anniversary of The Appalachian in 2024!

We receive funding from the university, which helps us to compensate our students for the work they do for The Appalachian. However, the bulk of our operational expenses — from printing and website hosting to training and entering our work into competitions — is dependent upon advertising revenue and donations. We cannot exist without the financial and educational support of our fellow departments on campus, our local and regional businesses, and donations of money and time from alumni, parents, subscribers and friends.

Our journalism is produced to serve the public interest, both on campus and within the community. From anywhere in the world, readers can access our paywall-free journalism, through our website, through our email newsletter, and through our social media channels. Our supporters help to keep us editorially independent, user-friendly, and accessible to everyone.

If you can, please consider supporting us with a financial gift from $10. We appreciate your consideration and support of student journalism at Appalachian State University. If you prefer to make a tax-deductible donation, or if you would prefer to make a recurring monthly gift, please give to The Appalachian Student News Fund through the university here: https://securelb.imodules.com/s/1727/cg20/form.aspx?sid=1727&gid=2&pgid=392&cid=1011&dids=418.15&bledit=1&sort=1.

About the Contributors
Siri Patterson
Siri Patterson, News Editor
Siri Patterson (she/her/hers) is a junior journalism major with a minor in political science. This is her second year writing for The Appalachian.
Jenna Guzman
Jenna Guzman, Editor-in-Chief
Jenna Guzman (she/her) is a junior journalism and public relations double major with a media studies minor. This is her third year working for The Appalachian.
Donate to The Appalachian
$1500
$5000
Contributed
Our Goal

Comments (0)

All The Appalachian Picks Reader Picks Sort: Newest

Your email address will not be published. Required fields are marked *